Go to Top

SENSIBILIDAD DENTAL

 

 

La hipersensibilidad dental es una de las afecciones bucales más habituales, la padecen una de cada cuatro personas adultas.

La hipersensibilidad dental es una sensación dolora, aguda y breve que responde a diferentes estímulos externos. Esta sensación ocurre cuando la dentina, el tejido que se encuentra por debajo del esmalte y cemento del diente, pierde su protección natural y queda expuesta.

Los estímulos se producen la hipersensibilidad pueden ser:

  • Químicos: Causados por sustancias dulces o ácidos.
  • Mecánicos: Cuando no se cepillas los dientes correctamente.
  • Térmicos: Son los provocados por alimentos y bebidas frías o calientes.

La hipersensibilidad dental puede ser producto de las caries, aunque también el dolor puede ser consecuencia de una raíz demasiado expuesta por pérdida de los tejidos de soporte o encía, incluso sin caries, o de una mordida excesivamente enérgica que causa fisuras o fracturas en los dientes.

Para evitar las molestias, existen diferentes opciones de tratamiento: Lo más efectivo es remover la placa dentobacteriana diariamente, mediante el cepillado adecuado. Depende totalmente del paciente y requiere tener una correcta higiene dental. Podemos usar pastas dentales especiales para la hipersensibilidad o bien en forma de gel. De aplican directamente sobre los dientes.

Si el origen de la sensibilidad dental fuera la caries, o a la filtración de alguna restauración antigua, realizaremos tratamientos que requieran la preparación del diente para la colocación de una restauración. De esta forma se reconstruye la lesión, dándole nuevamente su anatomía y funcionalidad al diente afectado.

Cuando la lesión es más grave como una caries profunda, fisura o fractura de la pieza dental, conviene su inspección y diagnóstico con microscopía dental para realizar, si precisa, endodoncia y otros tratamientos complementarios. Si la sensibilidad proviene de la retracción de la encía que deja expuestos los cuellos dentarios se valorará la reposición de los tejidos con microcirugía.

Los tratamientos de encías son sencillos, indoloros y poco costosos, pero ineludibles. Constan de varias fases según la gravedad del problema. Hay casos leves o iniciales de gingivitis y/o periodontitis que sólo con un tratamiento básico se solucionan, y casos moderados o avanzados que requieren más dedicación por parte del profesional para su resolución.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies