Go to Top

LIMPIEZA

LIMPIEZA

 

La limpieza dental es la mejor forma de prevenir las infecciones de dientes y encías y requiere la realización de destartajes con ultrasonidos de forma periódica.
La limpieza dental es el nombre común con el que se conoce el procedimiento de “profilaxis dental con ultrasonidos”. En definitiva, un proceso mediante el cual el dentista o higienista dental limpiará sus dientes y encías.
La realización de la limpieza dental de forma periódica será la mejor manera de eliminar la placa bacteriana y el sarro supragingival para así prevenir la caries y la enfermedad periodontal.
Dependiendo de la calidad dental, de la higiene bucodental y de nuestra dieta deberemos hacernos una limpieza más o menos a menudo, pero por norma general se deben aplicar cada 6 o 12 meses. Se realiza en una sesión de unos 30 minutos y no provoca ningún daño a no ser que el paciente sufra alguna infección periodontal, motivo por el cual el higienista dental podría recomendarle curarla antes de realizar la limpieza.
La limpieza dental tiene como principal objetivo la eliminación del sarro que se acumula en los dientes y que no es posible quitar con las técnicas higiénicas que el paciente se aplica en casa.
Existen dos métodos para hacer la limpieza dental: los instrumentos manuales y la limpieza dental ultrasónica:
• Limpieza con curetas instrumentos manuales: Se realiza con instrumentos de acero inoxidable que tienen unos cabezales minúsculos que permiten la limpieza de los dientes y los espacios interdentales. El dentista o higienista los adaptará en la superficie de todas las piezas para llegar a cada rincón y eliminar el sarro supra y subgingival, incluyendo la base de los dientes, dónde el cálculo dental se coloca debajo de la encía. Una vez haya completado el raspado, el periodoncista de Propdental utiliza una pasta profiláctica para pulir la superficie de las piezas y terminar así la limpieza.
• Limpieza con ultrasonidos: Es este caso el proceso de limpieza dental será más rápido. Se hace mediante una herramienta que produce una vibración que facilita la eliminación de sarro sin dañar el diente y sustituye los instrumentos tradicionales. La técnica de pulido es la misma que en la opción tradicional.
Si las condiciones dentales que presenta el paciente son malas podrían ser necesarias dos sesiones para eliminar todo el sarro de los dientes. Por lo general, basta con una sola sesión que no provoca ningún tipo de dolor. Si mantiene una buena higiene de su boca y acude a sus limpiezas dentales periódicamente como le indicará su dentista, no solo estará previniendo todo tipo de infecciones bucodentales, sino que conseguirá que sus tratamientos rutinarios en el dentista sean más sencillos y le provoquen menos molestias.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies